Los peores presagios sobre el futuro de nuestra estación de cercanías se han cumplido.

Ha dado igual que esta inversión estuviera comprometida desde el año 2009.

Ha sido irrelevante el que se hayan gastado cientos de miles de euros en proyectos o informes de evaluación ambiental.

No ha influido el que fuera una inversión barata y necesaria para una zona, la sierra de Madrid, que requiere urgentemente de un transporte público de calidad que nos alivie del infierno de la M607 y del cada vez peorservicio de transporte público por carretera.

Y les ha dado lo mismo que miles de vecinos nos hayamos movilizado, firmando y en las calles, en una lucha que siempre ha demostrado superar partidos e ideologías y que desde el año 2007 fue capaz de sumar todos los vecinos, a izquierdas y derechas con una sola voz: la de defender a nuestros pueblos y exigir el trato digno que nos merecemos.

Pues el ansiado Plan de Inversiones en Infraestructuras Ferroviarias para la Comunidad de Madrid ya ha sido presentado y deja a nuestra necesaria ampliación de la línea de cercanías desde Colmenar Viejo hasta la estación de Soto-Manzanares peor que estaba.

El nuevo plan recoge que, a finales del año 2019, ni más ni menos, habrá un nuevo estudio que dirá si se empieza de nuevo a trabajar en esa ampliación lo que, una vez eliminada toda la propaganda, significa que, en el mejor de los casos, si ese informe fuera favorable, nunca tendríamos el servicio antes del 2024 o 2025.

Una tomadura de pelo.

Desde el Ayuntamiento, con el apoyo de Progresistas + PSOE, CUV, PP y VxM, vamos a seguir impulsando las movilizaciones para lograr por todas las vías, también las legislativas en el Congreso de España, que junto al resto de pueblos y ayuntamientos de la sierra (Soto, Miraflores…) doblemos el brazo al Ministerio de Fomento y se cumpla lo que nos corresponde y merecemos: ser tratados como ciudadanos de 1ª.

#CercaniasYa