Durante todo el mes de agosto se ha llevado a cabo una campaña de control de velocidad con radar móvil por las calles del municipio y de la urbanización La Ponderosa de la Sierra.

En dicha campaña se han instalado, en diversas vías de la localidad, diferentes radares móviles dentro del casco urbano a horas aleatorias con el fin de detectar a los vehículos que circulan a velocidades excesivas por las zonas donde transitan los vecinos y visitantes del municipio, entrañando un grave peligro para la seguridad.

El resultado de esta campaña, ha sido la tramitación de 122 denuncias por parte de la policía local, siendo 22 de ellas producidas en la urbanización La Ponderosa de la Sierra, un número considerado elevado teniendo en cuenta la peligrosidad de dichas imprudencias.

El ayuntamiento continuará con la campaña durante los siguientes meses, informando previamente de su implantación con el fin de evitar que estas acciones puedan provocar graves daños a todos los que habitamos este pueblo.