Desde el área de Medio Ambiente y Obras y mantenimiento viario, se han instalado una serie de dispensadores de bolsas para facilitar que los propietarios de perros cuenten con un recurso necesario para recoger los excrementos de sus mascotas; y estos no queden esparcidos por el suelo, con el consiguiente riesgo que conlleva.

Recoger las heces de los perros va más allá de una mera cuestión estética, se trata de un problema de Salud Pública.

Múltiples estudios refieren que las heces de los canes en el suelo de las calles facilita múltiples enfermedades como, por ejemplo, la transmisión de zoonosis parasitarias (enfermedades que se transmiten directamente entre seres vivos), especialmente las causadas por nematodos intestinales del perro, que en los seres humanos produce los síndromes de larva migratoria visceral y ocular; además de la llamada ‘Ancylostoma caninum’, que produce el síndrome de larva migratoria cutánea. Estos, son solo algunos ejemplos.

Por todas estas razones, desde el ayuntamiento se hace un nuevo llamamiento en este sentido para que la ciudadanía conozca el recurso puesto a su disposición en las zonas más transitadas del municipio, tanto del centro como en la urbanización La Ponderosa de la Sierra; y hagan un uso adecuado y responsable de las mismas, no solo en el casco urbano, sino también en el entorno natural del municipio: el río Manzanares, la pradera de “El Rodaje”, Prado Puente, por citar algunos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche este enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies