En estas últimas semanas hemos ejecutado algunas de las inversiones previstas y programadas dentro del Proyecto Manzanares.

Un proyecto con el que, desde hace 2 años, marcamos la hoja de ruta de esta legislatura desde un gobierno municipal en el que el alcalde, Óscar Cerezal, invitó a sumarse a todos los concejales de la corporación, sin distinguir siglas, para cumplir un programa que tenía tres pilares: nuevas inversiones en dotaciones públicas, mantenimiento del compromiso social del ayuntamiento y reivindicación unitaria ante otras administraciones de necesidades educativas, sanitarias y de transporte ajenas a la competencia municipal.

A esta apuesta del alcalde por sumar esfuerzos y trabajar juntos poniendo en valor lo que nos une por el bien de los vecinos, se sumaron además de, evidentemente, Progresistas + PSOE, el Partido
Popular y Vecinos por Manzanares.

Algunas de las inversiones que están en marcha en esta legislatura son evidentes porque se ven claramente en las calles como la peatonalización del centro urbano, ampliación de aceras, iluminación de calles o la mejora de instalaciones deportivas como la Hora Joven o el Polideportivo.

Pero otras son menos conocidas para el conjunto de los vecinos, como los trabajos de renovación del saneamiento y distribución de aguas, las mejoras de espacios en los centros escolares o algunas actuaciones en las urbanizaciones.

Además del teatro/sala de usos múltiples -que esperamos inaugurar antes de las navidades- y de la nueva Biblioteca pública en la antigua Casa de la Cultura, que son inversiones cofinanciadas entre el ayuntamiento y los fondos del plan de inversiones regional, fruto de la buena gestión realizada se encuentran en trámite nuevas actuaciones financieramente sostenibles, como son la 3ª operación asfalto que engloba otra veintena de calles, el techado de las gradas del campo de futbol o una inversión de 150.000 euros para la instalación de nuevos elementos de juego en los parques infantiles de nuestro pueblo.