La jardinera situada frente al edificio de la antigua Casa Parador se realizó hace 13 años, mucho antes de que se iniciaran las obras de construcción del nuevo edificio, mal situada y con un tamaño en algunos lugares desproporcionada para dar la accesibilidad que requieren las normas.

Por un lado en la esquina de la Plaza de Adolfo Suarez y por otro en el acceso peatonal al nuevo edificio, produciendo un obstáculo en casos de emergencia o evacuación.

La remodelación de esa zona de la plaza ya estaba en estudio por los servicios técnicos municipales antes de que por parte de los propietarios del local comercial donde se va a abrir un bar, solicitaran licencia para la instalación de una terraza frente a la fachada de su establecimiento, tal y como indica la ordenanza de ocupación de vía pública.

Es norma habitual de este ayuntamiento facilitar a todos los establecimientos de restauración la instalación de terrazas en vía pública, ampliando aceras, peatonalizando zonas del pueblo o cediendo zonas de aparcamiento. Así se puede comprobar dando un paseo por el casco urbano.

En este caso no iba a ser diferente, por lo que aprovechando la solicitud cursada, pedida la licencia de obras con su proyecto correspondiente, valorado por los técnicos municipales, arquitecto y técnico de medio ambiente, se llegó a la conclusión de autorizar esa intervención.

Ella consiste en la demolición de la jardinera existente para dejar el acerado en continuidad. La construcción de cuatro alcorques para la plantación de cuatro arboles de características y porte diferentes a los hasta ahora existentes.

Para considerar la eliminación de los arboles existentes (ulmus pumila) se han empleado distintos criterios de valoración como la seguridad del arbolado, el estado fisiológico actual y el uso de la zona donde se encuentran situados. La metodología empleada se ha basado en el sistema de Evaluación Visual del Arbolado (EVA) derivado del sistema VTA.

Estos ejemplares, como se ha dicho, estaban situados en una zona peatonal donde las personas no solamente transitan, sino que permanecen por ser una zona de esparcimiento y estancia lo que aumenta el componente de peligro (factor diana).

Además estaban muy próximos a la fachada del edificio, con un porte y ramajes elevados, no guardando las distancias mínimas de plantación detalladas para ese tipo de árbol en las Normas Técnicas de Jardinería lo que provoca que se tengan que podar con mayor frecuencia para contener su crecimiento. Estas podas han ocasionado pudriciones peligrosas en el tronco y las ramas, que convierten a los árboles en un elemento de riesgo, encontrándose en un estado de debilitamiento generalizado que compromete su estabilidad física, devaluándose, además, su valor ornamental.

El nivel de lesión de los tres arboles es del 70% y presentan diversas patologías que comprometen su seguridad.

En su lugar se propone la plantación de dos ejemplares de Cercis siliquastrum y otros dos ejemplares de Thuya esmeralda pudiéndose sustituir a petición del ayuntamiento por otros ejemplares. (Ginkgo biloba, Carpinus betulus, Liquidambar styraciflua, Prunus cerasifera, Sorbusaucuparis o Hacer platanoide)

Atentamente

Área de Ordenación del Territorio

SOLICITUD DE ACCESO AL INFORME DE LA TÉCNICA DEL ÁREA DE MEDIO AMBIENTE

Para poder solicitar el informe de la Técnico de Medio Ambiente, debe hacerlo, o bien por escrito en el Registro del Ayuntamiento, o bien de forma telemática si dispone de certificado digital, en la sede electrónica que tenemos disponible en la página web, solicitando acceder al Expediente, justificando la motivación del interés.