Desde hace muchos años, desde el ayuntamiento se ha ido trabajando en un plan de inversiones que permitiera mejorar las dotaciones públicas del pueblo.

La casa de la juventud, parques infantiles, mejoras del polideportivo o urbanizar varias decenas de calles del pueblo que aún no contaban con alumbrado público o eran de tierra han sido el destino de las inversiones
municipales desde el año 2007.

A diferencia de otros pueblos de la sierra, donde los promotores urbanizaban las calles antes de construir casas, en Manzanares El Real hemos tenido que ser todos los vecinos, quienes, años después, destináramos millones de euros en Peña El Gato, Molinos y Palacios, Los Llanos, La Ermita etc. para que los vecinos pudieran entrar en sus casas con luz en las calles y sin pisar barro.

Pero, aun así, gracias a una gestión eficaz de los recursos públicos, hemos podido generar nuevos servicios y nuevas inversiones.

Y en esto seguimos durante este año 2018, mejorando las instalaciones públicas, la accesibilidad en las calles, asfaltando… y sin renunciar a las inversiones en las personas, prioridad absoluta de la gestión municipal que han generado el mayor gasto social, educativo, juvenil, deportivo de toda la sierra de Madrid.

Algo de lo que este ayuntamiento se enorgullece y que es una seña de identidad a la que no vamos a renunciar.

Cada beca de comedor, cada ayuda social, cada subvención del precio público del deporte, cada euro destinado a educación o a programas de juventud son una inversión en el futuro de nuestro pueblo.